Bebe se enfada al pecho

Bebe se enfada al pecho

Pecho más grande después del embarazo

La bajada de leche se produce cuando la leche sale por los conductos mamarios. Suele ocurrir cuando el bebé succiona el pecho. También puede tener una subida de leche cuando su bebé o el bebé de otra persona llora, o sin motivo alguno. Algunas mujeres no sienten la bajada de tensión. Otras pueden sentir una sensación de hormigueo. Otras tendrán una sensación muy fuerte o malestar. Otros signos de la bajada de leche son la salida de leche del pecho opuesto, calambres, aumento del flujo vaginal, aumento de la sed y relajación.

Si has seguido estos consejos y sigues teniendo problemas con la subida de la leche, habla con tu enfermera de salud pública, comadrona o asesora de lactancia, una persona con conocimientos adicionales para ayudar a las madres lactantes y a los bebés.

Noche de llanto del recién nacido

El llanto persistente del lactante y los "cólicos" se han relacionado en algunos estudios con la alimentación, pero esta asociación no se ha puesto a prueba en un estudio longitudinal planificado que compare lactantes alimentados con leche materna con lactantes alimentados con leche artificial. En un estudio comparativo de 97 lactantes alimentados con leche materna o artificial, se utilizaron diarios maternos validados de los comportamientos del lactante, que se mantuvieron durante tres días a las dos y a las seis semanas de edad del lactante. La duración total del llanto aumentó significativamente entre las semanas 2 y 6 en los lactantes amamantados y disminuyó en los alimentados con leche artificial. A las 6 semanas, los lactantes amamantados lloraban una media de casi 40 minutos más al día que los alimentados con leche artificial; y el 31% lloraba más de tres horas al día, frente a sólo el 12% del grupo alimentado con leche artificial. A las seis semanas, los lactantes amamantados también dormían casi 80 minutos menos al día que los alimentados con leche artificial. Mientras que las seis semanas es la edad máxima establecida para el llanto infantil, los alimentados con leche de fórmula alcanzaron el pico mucho antes y a las dos semanas se produjo un llanto intenso/comportamiento cólico en el 43% de los bebés alimentados con leche de fórmula y sólo en el 16% de los alimentados con leche materna. Estos resultados relacionan el momento del pico de llanto del lactante con el modo de alimentación. Nuestros datos indican que cualquier régimen diseñado para reducir el llanto debería comenzar en el periodo neonatal en los lactantes alimentados con leche artificial.

  Grano en el pecho que no se va

Bebé con gases por la noche

Es muy raro que un bebé deje de mamar por sí solo. Por eso, si de repente tu bebé se muestra reacio a mamar, puede tratarse de lo que se conoce como una huelga de lactancia. Es señal de que algo es diferente -aunque no necesariamente malo- y ha llamado la atención de tu bebé. No te lo tomes como algo personal. Consuela a tu bebé y sigue dándole el pecho. Pronto volverá a mamar. Si no lo hace, póngase en contacto con el personal de lactancia de WIC para obtener consejos y apoyo.

  Porque me duele el pecho al toser

No te preocupes. Con tu suave persistencia, el rechazo terminará. Si tu bebé tiene menos de un año y ha mamado bien hasta ahora, lo más probable es que no esté preparado para dejar de mamar. Esto es lo que debes hacer:

Sonido de llanto de bebé

La buena noticia es que el llanto suele ser una fase normal y pasajera, y no tiene nada que ver con la leche. Los expertos no siempre saben con exactitud por qué ocurre, pero es especialmente frecuente en los primeros meses de vida, y también durante las tomas nocturnas. Algunos bebés se ponen nerviosos cuando pegan el estirón o cuando tienen problemas con la subida de la leche. Cuando los bebés están muy alterados, puede resultarles difícil calmarse lo suficiente para mamar.

Por supuesto, la inquietud durante la lactancia a veces puede ser motivo de preocupación. Si tu bebé no gana peso, deberías hablar con tu médico sobre posibles problemas de producción de leche. También debes ponerte en contacto con un profesional sanitario si tu bebé presenta síntomas de alergia, reflujo, enfermedad o cualquier otro problema médico que pueda estar causándole molestias.

  Fotos de granos en el pecho

Leah Segura, asesora de lactancia en Midland (Michigan), recomienda pasar tiempo con el bebé en contacto directo con la piel para calmar las molestias. "El contacto piel con piel antes de la toma (cuanto más, mejor) es una forma excelente de calmar a un bebé inquieto", explica Segura. "Puede desencadenar comportamientos instintivos de alimentación, regular la respiración y la frecuencia cardiaca, e incluso ayuda a los bebés en su desarrollo neurológico".

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad