Quitar un pólipo con histeroscopia duele

Pérdida de peso tras la extirpación de un pólipo uterino

Su médico puede realizar la histeroscopia en su consulta o en un centro ambulatorio. Puede recibir anestesia local o no. Los procedimientos más complejos pueden realizarse en quirófano con anestesia local, regional o general.

Su recuperación variará en función del tipo de anestesia que le apliquen. Si su médico ha utilizado anestesia general o un sedante, controlará su tensión arterial, pulso y respiración hasta que se estabilicen y usted esté alerta. Cuando estén estables, le darán el alta y podrá irse a casa. La histeroscopia suele realizarse de forma ambulatoria.

Foro de experiencias de extirpación de pólipos uterinos

Las histeroscopias son procedimientos seguros y eficaces para mujeres de todas las edades. Se realizan con mayor frecuencia en mujeres de entre 30 y 60 años. Es entonces cuando hay más probabilidades de tener pólipos o fibromas. Hay entre un uno y un cuatro por ciento de posibilidades de que los pólipos con hemorragias anormales estén asociados a cambios precancerosos en el útero. Estos pólipos deben extirparse para reducir el riesgo de cáncer.

Sin embargo, las histeroscopias realizadas en quirófano suelen requerir sedación o anestesia general. Para este tipo de histeroscopia, deberá prepararse para el procedimiento como lo haría para cualquier otra intervención quirúrgica.

  Como quitar las pelusas de la mopa

Su ginecólogo le introducirá un espéculo (un pequeño instrumento que se introduce en la vagina y se abre suavemente) para permitir que el histeroscopio entre con facilidad. Si es necesario, el ginecólogo le administrará un anestésico para adormecer la zona y reducir el dolor o las molestias. Al introducir el histeroscopio, inyectará suero salino en el útero a través de él. El ginecólogo buscará pólipos, fibromas u otras anomalías. Si encuentra alguna anomalía, utilizará un pequeño instrumento para extirparla.

Sangrado 3 semanas después de la extirpación de un pólipo

Se realizó un estudio observacional prospectivo en 303 mujeres sometidas a histeroscopia diagnóstica sin anestesia. La intensidad del dolor se evaluó mediante la escala analógica visual (EAV) al pasar por el canal cervical. Las pacientes se dividieron en dos grupos según la puntuación de la EVA: dolor indoloro o leve (EVA <4) y dolor moderado o intenso (EVA ≥ 4). Se examinó la relación entre las características del canal cervical (longitud, versión y posiciones de flexión, antecedentes de intervención cervical, estenosis, sinequias), los antecedentes obstétricos y ginecológicos, el nivel de ansiedad preoperatoria, la duración del procedimiento y la intensidad del dolor.

Se observó dolor moderado (4 ≤ VAS < 7) en el 38% de las pacientes (n = 117) y 14 pacientes (5%) experimentaron dolor intenso (VAS ≥ 7). En el análisis multivariante, la nuliparidad (p = 0,01; OR, 4,6; IC 95%, 1,7-13,2), el estado posmenopáusico (p = 0,02; OR, 2,2; IC 95%, 1,2-4,3), la flexión excesiva del cuello uterino y el útero en retroversión (p <0,001; OR, 4,1; IC 95%, 2,0-8,5) se identificaron como factores de riesgo de un procedimiento doloroso. La histeroscopia diagnóstica tuvo éxito en el 98% de las pacientes. El dolor fue la causa principal del fracaso de la histeroscopia.

  Como quitar ruido zapatos goma

Qué esperar tras la extirpación de un pólipo uterino

Se realizó un estudio observacional prospectivo en 303 mujeres sometidas a histeroscopia diagnóstica sin anestesia. La intensidad del dolor se evaluó mediante la escala analógica visual (EAV) al pasar por el canal cervical. Las pacientes se dividieron en dos grupos según la puntuación de la EVA: dolor indoloro o leve (EVA <4) y dolor moderado o intenso (EVA ≥ 4). Se examinó la relación entre las características del canal cervical (longitud, versión y posiciones de flexión, antecedentes de intervención cervical, estenosis, sinequias), los antecedentes obstétricos y ginecológicos, el nivel de ansiedad preoperatoria, la duración del procedimiento y la intensidad del dolor.

Se observó dolor moderado (4 ≤ VAS < 7) en el 38% de las pacientes (n = 117) y 14 pacientes (5%) experimentaron dolor intenso (VAS ≥ 7). En el análisis multivariante, la nuliparidad (p = 0,01; OR, 4,6; IC 95%, 1,7-13,2), el estado posmenopáusico (p = 0,02; OR, 2,2; IC 95%, 1,2-4,3), la flexión excesiva del cuello uterino y el útero en retroversión (p <0,001; OR, 4,1; IC 95%, 2,0-8,5) se identificaron como factores de riesgo de un procedimiento doloroso. La histeroscopia diagnóstica tuvo éxito en el 98% de las pacientes. El dolor fue la causa principal del fracaso de la histeroscopia.

  Como quitar condensacion de una habitacion
Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad